• El/la niñ@ es nuestr@ primer@ maestr@. Tenemos que tratarles con el respeto que se merecen por el mero hecho de ser quienes son.
  • El proceso es terapéutico en la medida que tiene lugar el vínculo entre el/la terapeuta y el/la niñ@.
  • La vinculación entre el/la terapeuta y el/la niñ@ permite explorar nuevos caminos y modos de relación desde el respeto, la confidencialidad y el no juicio.
  • Trabajamos con el proceso que va teniendo lugar, no con el síntoma. El objetivo no es la resolución del síntoma sino el proceso por el que transita el/la niño/a en su exploración del mundo.

0 commentarios

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies