• Cualquier persona, en un espacio seguro y protegido, tiene la tendencia de ir hacia la sanación.
  • Hay una total confianza en el proceso que tiene lugar.
  • El proceso es terapéutico ya que, con la presencia del/la terapeuta, se sostienen las emociones y se facilita la integración del proceso.
  • La exploración de la persona y su creación en la caja de arena le permite dar significados que para ella puedan tener validez.
  • En este espacio, el terapeuta está completamente presente sin juzgar ni interpretar, con una actitud silenciosa y respetuosa.

0 commentarios

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies