• Facilita el proceso de individuación. Reconocerse como una persona única e irrepetible.

  • Permite tomar la distancia emocional necesaria con respecto al conflicto.

  • Se liberan emociones reprimidas o bloqueadas.

  • Favorece la expresión de emociones no verbalizadas.

  • A través de los símbolos, los asuntos no resueltos pueden emerger de una forma más clara.

  • Ofrece la posibilidad de acceder a experiencias traumáticas para poder resignificarlas.

  • Proporciona un espacio seguro donde pueda tener lugar la sanación.


0 commentarios

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies